Hoy me duelen las cosquillas, y me hacen reír los pellizcos

Hoy me levanto y no se que hacer, quiero llamarte pero me pregunto para que, se que debes estar deshecha, y mi voz te destrozaría mucho mas, es tan irónico que ahora que puedes respirar mejor sientas que te asfixias, se que sigues por que tienes que seguir, por que nadie hará comida, ni te ayudara a vestir, te imagino cada minuto en aquella habitación preparando cada cosa pero no eres, eres como un cuerpo que se canso de vivir y yo lloro como niño, solo lloro, por que? por que a la vida le tengo un nuevo reclamo, para que tantas palabras, para que tanta ilusión, para que tantos sueños, para que tanta emoción, hoy me duelen las cosquillas, y me hacen reír los pellizcos, si, me diste que escribir, pero no tengo que perdonarte absolutamente nada, no hay tristeza , no hay daño, solo somos un par que se cansaron de llevarse puestos, que se están reinventando la vida, reinventando los sueños, esperando, solo eso, esperando, a que el corazón se arme de nuevo, esperando a volver a creer, esperando para enamorarse de nuevo, aunque yo solo espero volver a enamorarme de ti, para que las cosquillas me den risa y los pellizcos, los pellizcos hay¡ Coño¡

no es más grande quien más sitio ocupa, sino quien más vacío deja

No es el sitio que ocupo… es el vacío que dejo, así termino mi ultimo post…

Y así me sentí hace unas horas, la verdad no se como tengo fuerzas para escribir, quizás es la misma fuerza que me llevo a decirlo, a tomar el camino, el camino de la tranquilidad mas triste, mas por que tu la necesitabas que por que yo la deseara, mas por no hacerte daño, mas por sabotearme la vida, que por no adorarte, muchas veces en mi vida he tenido que tomar decisiones duras, muchas veces he sacado mi corazón de su sitio para poder decir algo o ejecutar un acción, pero nunca había tenido que decidir sobre mi corazón, nunca tuve que sacar mi corazón de su sitio, para lanzarlo por la ventana, lo peor fue que al salir no me di cuenta donde había caído y lo pise y lo volví añicos lo mas duro fue quedarme allí parado esperando tu retorno pero hasta eso fue nuevo, no hubo retorno no hubo vuelta en u, no hubo una curita para mi, allí me quede, tratando de recordarte pero no te puedo recordar, porque para eso hay que olvidar y nunca podré hacerlo, no es el sitio que ocupo… es el vacío que deje, pero en mi caso es mas grave, es mas intenso por que no es más grande quien más sitio ocupa, sino quien más vacío deja, y el vacío que dejaste es inmenso, es imposible de llenar, o si quizás lo llene con lagrimas, esas que solo tu has visto, esas que solo tu has limpiado, esas que deje en la almohada aquel funesto día, esas que comí con café y twinkies…

Todo esto es como si hubiésemos llegado tarde a nuestras vidas, por que pesar de los ires y venires de mis rollos mentales, todo debe continuar y continua, la historia sigue porque nada se detiene, todo tiene un ritmo, pero dios porque tenia que ser así, porque la conexión tuvo que ser con el alma, por que el amor tiene que existir, por que esta vida mía tenia recordarme que yo no nací para ser feliz

El Vacio que dejo...

Que sensación tan horrible es el vacío y les prometo que he tratado muchas veces de evitarlo, pero por mas que lo intento siempre aparece, siempre me llega, a veces de inmediato, a veces de improviso, a veces lo presiento, a veces quisiera correr para impedir que me alcance, la verdad ya me acostumbre a su presencia o a su posible presencia y sobre todo me acostumbre a que nadie lo entienda, a que nadie lo soporte, no es fácil caminar a mi lado sin fastidiarse con el vacío, no se si me estoy explicando y a estas alturas eso es un problema…

Hay punto, un momento, un lugar, un lapso, donde me dejo caer en el vacío y nadie absolutamente nadie lo entiende, y es lógico solo un loco se dejaría caer y quizás sea eso, estoy loco y no lo se, o si lo se pero no le paro o me hago el loco para no darme por enterado que estoy loco,, ( que dije,,?) , mi vida a veces corre a mil kilómetros por hora, a veces se detiene y a veces avanza lentamente, es un problema llevarme el ritmo, la gente espera verte vivir una vida normal es decir, levantarte, bañarte, ir al trabajo, comer, regresar a casa, bañarte, ver las noticias o las novelas y acostarte, el fin de semana visitar a los amigos o a la familia, una sopita, un sancocho, una parrilla o una fiestecita, quizás. unos tragos el viernes en la noche y bueno una vida normal pues, yo no la tengo y no se si la tendré algún día, a veces me ocurre como no y son agradables esos momentos, mi vida puede transcurrir normal así como la de los demás, hasta que aparece el vacío y sinceramente me encuentro cómodo con el, nadie lo entiende y llegan voces que dicen, “no estamos en tu vida”, “no soy parte de ti”, “no quieres a tu familia”, “que coños te pasa?”, “dime, que te hice?”, “que paso, que te perdiste”, y no tengo respuestas ni para las preguntas, ni para las miradas y se que nunca las tendré, dios sabe que amo con todo mi corazón a todos quienes forman parte de mi vida y eso incluye a el vacío…

Que sensación tan horrible el vacío... para quien me aprecia, me ama, me quiere o me odia, por que el problema para ellos es que no saben si estoy o no estoy, el problema para ellos:...

...No es el sitio que ocupo… es el vacío que dejo...